El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La Crucecita

La Crucecita

A principios del 1800, se acentuaron varios asentamientos sobre las riberas del río Paraná. Los más destacados fueron los fortines El Rubio, Ivaviju, El Potrero, Tuna, La Crucecita y el paraje Cuevas, al Sur, donde se había asentado una familia con este apellido (lugar de instalación de la artillería paraguaya, llamada Punta Cuevas, durante la Guerra de la Triple alianza).

asentamiento de bella vista

Pero es en La Crucecita donde surge un núcleo económico más fuerte, favorecido por el intercambio que se daba en su puerto y amarre de barcos, donde paraban a descansar, abastecerse, o a esperar que el río sea navegable.
El asentamiento se fue trasladando desde las inmediaciones del actual barrio “Canale”, hacia la zona donde hoy se encuentra la piscicultura.
El diputado Gregorio Sáenz de Cavia, en medio de la campaña para frenar los avances abipones desde el Paraná, ve que también es necesario formar una “cadena de pueblos”, para fortalecer la costa.
Entre ellos, se decide crear uno en La Crucecita. El propio gobernador Pedro Ferré viaja al lugar, arribando el 5 de Mayo de 1825. Inmediatamente ordena la mensura del terreno y así nace Bella Vista. El 30 de Junio se firma el Decreto de asignación de los solares y chacras según la delineación del agrimensor y piloto Juan Ascencio Virasoro.
El gobernador hace trasladar allí a familias pobres de varios parajes así como a indios de la zona de las antiguas misiones jesuíticas, para concentrar la población.
La fecha oficial de fundación es el 3 de junio de 1825. En breve todos estos grupos se funden entre sí.
El puerto se habilita para comercio, pues sus condiciones naturales posibilitaban el atraque de buques de gran calado sin necesidad de muelle. Por el mismo Decreto se le dio, por cuatro años, el privilegio de no pagar aduana de entrada ni salida.

Información adicional