El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Hospital San Juan de Dios

El Hospital de Hombres de esta denominación fue el primero, de carácter permanente, que estableció la Provincia(1).

Antes existieron hospitales de sangre, sobre todo durante la Guerra de la Triple Alianza (1865), que desaparecieron con aquellos estados de crisis.

Pero el 13 de Julio de 1871, se autorizó el establecimiento de un Hospital de Caridad, para el cual la Ley del 3/IX/1872 proveyó de fondos.

El 7/II/1874 se aprobó el contrato para la construcción de la parte Oeste del Hospital de Hombres que, sucesivamente, fue tomando importancia, bajo la gestión de la Municipalidad y del cuerpo médico, interesado en definir un centro que fuese, al mismo tiempo, lugar de asistencia social y de experimentación quirúrgica.

foto 51 de la corrientes que mantilla conoci
El Hospital Municipal de Hombres “San Juan de Dios”, ubicada en las calles Tacurú (Entre Ríos) y 25 de Mayo (fuente: Album Sarmiento Laspiur. Fototeca Museo Histórico de la Provincia de Corrientes)(2).

Se le dio el nombre de “San Juan de Dios”, y con el aporte de donaciones particulares llegó a ser un verdadero hospital regional.

En 1928, con la construcción de la avenida Costanera del río Paraná, la edificación fue comprendida en el trazado.

Sus dependencias ya eran antiguas e insuficientes para el carácter de policlínico que había asumido.

Con la autorización legal que correspondía, el Hospital de Hombres fue instalado en las construcciones del Hospital de Infecciosos Dr. José Ramón Vidal.

Lo que se salvara de su antiguo emplazamiento, entre las calles Pellegrini, 25 de Mayo y Entre Ríos y Avenida Costanera General José de San Martín, se utiliza como Hospital de Infecciosos.

Una de las salas del ex hospital lleva la denominación de “Dr. J. T. Borda”, designada por Decreto municipal del 8/IX/1916.

Nota

(1) Material extraído del libro "La Ciudad de Corrientes", de Hernán Félix Gómez, editado en 1944.

(2) Extraído del libro “La Corrientes que Mantilla conoció. Colección de fotografías de la ‘belle époque’ correntina”, de Eduardo Rial Seijó, edición del Instituto de Investigaciones Históricas y Culturales de Corrientes, 2008, Editorial Amerindia.

Información adicional