El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Industrial

Con esta denominación no se buscaba, únicamente, exaltar la industria como actividad preferencial, que transforma la riqueza o los recursos naturales, poniéndolos en función económica con el consiguiente bienestar del pueblo(1).

La denominación tenía un concepto más específico, aludiendo a la plaza en que la actitud manufacturera del grupo urbano, o la comercialización de la misma, ofrecía un orden notabilizado de actividad local.

En nuestra caso, era el lugar en que se instalaban los trapiches, que elaboraban las cargas de “caña dulce” traídas desde la zona agrícola inmediata, cuyo mosto se expendía al pueblo.

También la de aserraderos, consistentes en zanjas paralelas donde se aserraban las grandes vigas traídas de la zona de bosques.

En otros lugares estaban los estaqueaderos de cueros, el secado de los intestinos, etc., actividades industriales primarias de instalaciones fáciles que, en realidad, resultaban de uso común o dominio público.

Cuando estas prácticas desaparecieron, el nombre de “Industria”, que después derivó en "Industrial", se conservó.

De ahí que representa algo así como la denominación de un período característico de la sociabilidad correntina.

Nota

(1) Material extraído del libro "La Ciudad de Corrientes", de Hernán Félix Gómez, editado en 1944.

Información adicional