El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Veinticinco de Mayo

En esta fecha de 1810 se inició la Revolución de la Independencia; fue el último día de la dominación española en Buenos Aires, capital del Virreinato del Río de la Plata.

Varios sucesos, como las invasiones inglesas (1806 y 1807), las ventajas del comercio líbre, la invasión napoleónica a España, etc., apresuraron el estallido del movimiento de Mayo.

Habiendo caído la Junta Central de Cádiz (España), se consideró que la autoridad del virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros -emanada de ese poder- había caducado. Rotos los lazos que mantenían unidas a España y sus colonias, éstas buscaron darse un Gobierno propio de conformidad a las ideas de soberanía popular divulgadas por la filosofía del siglo XVIII.

Por este motivo se pidió a Cisneros (21 de Mayo de 1810) invitara a los vecinos a reunirse en cabildo abierto para consultar la voluntad popular. El 22 de Mayo de 1810 se realizó la memorable asamblea; nombrósele presidente de una Junta Gubernativa, pero el pueblo impuso su voluntad obligándolo a renunciar.

Al día siguiente (25 de Mayo de 1810) se constituyó el primer Gobierno patrio, presidido por el coronel Cornelio Saavedra, y compuesto por los doctores Mariano Moreno, Juan José Castelli, Manuel Belgrano, Juan José Paso, presbítero Manuel Alberti, y señores Juan Larrea, Domingo Matheu y general Miguel de Azcuénaga.

El movimiento de Mayo significó el comienzo de la lucha por la independencia, y esta fecha gloriosa el advenimiento del cuerpo político de la nacionalidad(1).

(1) Citado por el doctor Hernán Félix Gómez en varias de sus obras, como son: “El Municipio de Saladas” (1942). Ed. Corrientes, Corrientes. Impreso en los Talleres Gráficos “San Pablo”, Buenos Aires, o "Ciudad de Corrientes" (1944).

Información adicional