El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Sudamérica

América del Sur, también llamada Sudamérica o Suramérica, anteriormente conocida simplemente como América (1507-1538), es el subcontinente austral de América.

Está atravesada por la línea ecuatorial en su extremo Norte, quedando así con la mayor parte de su territorio comprendida dentro del Hemisferio Sur.

Está situada entre el océano Atlántico y el océano Pacífico, quienes delimitan los extremos Este y Oeste, respectivamente, mientras que el mar Caribe delimita por el Norte y el océano Antártico, su extremo Sur.

Ocupa una superficie de 17,8 millones de km², lo que representa un 42 % del continente americano y un 12 % de las tierras emergidas, y está habitada por el 6 % de la población mundial.

Incluye actualmente doce países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela, aunque hay libros que incluyen a la nación caribeña de Trinidad y Tobago, por encontrarse sobre la plataforma continental de Venezuela.

Los países que bordean el mar Caribe -Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam y Trinidad y Tobago, y también la Guayana Francesa, que es un departamento de ultramar de Francia, y Aruba, Curazao y el Estado de Bonaire, pertenecientes al Reino de los Países Bajos-, se conocen, en conjunto, como el Caribe sudamericano, mientras que Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay y el Sur de Brasil, forman el Cono Sur, una región del subcontinente que se caracteriza por los más altos estándares de calidad de vida y desarrollo en relación al resto de Latinoamérica.

Colombia y Venezuela, además de estar en la región Caribe, pertenecen también, junto a Bolivia, Ecuador y Perú, a la zona andina y a los países de la cuenca del Amazonas, siendo una característica que los dota de una multiculturalidad y una biodiversidad enormes, ya que, en el caso colombiano, tiene territorios en 4 de las 5 subregiones identificables del mapa sudamericano.

Desde el siglo XVI, hasta principios del siglo XIX, la mayor parte de América del Sur estaba dividida en colonias gobernadas, mayoritariamente, por España y Portugal, seguidas por una colonia del Reino Unido, una de Francia y otra de los Países Bajos, las cuales se fueron convirtiendo en repúblicas, con la excepción de la Guayana Francesa, convertida en Departamento de Ultramar francés (Región Ultraperiférica europea) y las Islas Malvinas e islas vecinas.

Si bien el límite actual de América del Sur con América Central se ubica en una línea imaginaria en la selva del Darién, fue a partir de la construcción del Canal de Panamá que se empieza a asociar a este país con América Central en medios anglosajones.

Finalmente, en el año 1955, Panamá pasa a formar parte de América Central geográficamente, pero mantiene lazos históricos y culturales con América del Sur.

Sudamérica es una de las tres partes en que se divide el continente americano, el Norte, el Centro y el Sur.

Está atravesada, de Norte a Sur, en la parte Occidental, por la Cordillera de los Andes. Cuenta con numerosos ríos, entre ellos el Orinoco, el Paraná, el Plata y el Amazonas (en el Brasil), que es el más caudaloso del mundo.

Posee todos los climas, debido a su gran latitud, siendo su vegetación sumamente variada.

El nombre de América, dado al continente, le fue conferido en honor al gran navegante Américo Vespucio.

Casi todas las naciones libres de Sudamérica fueron colonias de España o de Portugal. La base de su cultura es entonces latina. Esta afinidad espiritual les da un enlace notable, comprobado en congresos internacionales y en un sentido de la vida llamado panamericanismo.

Se han identificado en posiciones características de política internacional, como el arbitraje para resolver los conflictos, la no ocupación del territorio, la Doctrina Drago, el repudio de la conquista, etc.

Información adicional