El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Kurupa'yty

Paraje situado en la Tercera Sección del Departamento San Miguel donde se venera una talla de madera de kurupa'y en honor a San José.

kurupayty
San José de Kurupa'y

La talla fue realizada por Norma Leguizamón(1).

San José de Kurupa’y(2)

Autor: Pa'i Julián Zini

Un “Santo de palo” no es nada y es mucho:
porque representa para nuestra fe,
aquí en nuestro patio, al Dios de la Vida
que está con nosotros y es ñande-ru-ete...

Este José nuestro, Kurupa’y santo,
fue aquel ciudadano, llamado José,
que estuvo casado con Doña María,
y humildes vivían, allá en Nazareth...

Muy poco sabemos de su corta vida,
que era carpintero, tal vez albañil;
entre los cristianos se lo recordaba
como el “Varón justo”, que es mucho decir...

Hoy lo recordamos, y lo veneramos:
papá responsable y esposo ejemplar;
a él le pedimos que sea el Patrono
de nuestra familia y de este lugar...

San José, contale al Niño Jesús
que todos pedimos trabajo y salud...
¡Kurupa’y santo, “Santito pohýi”,
no te olvides nunca de Kurupa’yty!

¡Rogá por nosotros, por tu San Miguel!
¡Somos tu familia, Karai José!
¡Qué Dios y la Virgen estén siempre aquí!
¡Viva San José de Kurupa’y!

 

San José(3)

Autor: Pa'i Julián Zini

Padre de familia, de oficio artesano...
Papá carpintero, un hombre de fe...
Fuiste descubriendo lo que Dios quería
que hicieras con tu Hijo y con tu Mujer...

No habrá sido fácil criar al muchacho,
ese Nazareno que murió en la cruz...
Si es que por los frutos se conoce el árbol,
te reconocemos viéndolo a Jesús...

Estribillo

San José, pedile
a tu Niño Dios,
que escuche los ruegos,
de nuestra aflicción...
Con Vos le pedimos,
José protector,
salud y trabajo...
más fe y más amor...

San José, líbranos
de toda adicción,
y de la codicia
y la corrupción...
Danos tu esperanza
y un gran corazón;
danos con tu ejemplo,
gracia y bendición...

San José, enseñános la vida en familia,
todo ser humano tiene sed de amor...
Todos mendigamos ternura y afecto,
¡quién no necesita límite y perdón!

San José, ayúdanos a tener trabajo,
debemos ganarnos nuestro bienestar.
¡Todos merecemos un trabajo digno
y un salario justo que asegure el pan!

 

Notas

(1) Material proporcionado por el doctor José Antonio Piñeiro, propietario del establecimiento rural donde se venera la Imagen de San José.

(2) Para decir recitado en casa.

(3) Chamamé.

Información adicional